Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


marzya

Marzya

Marzya
Intrépida
Marzya Clase:
Nigromante
Raza:
Elfo
Género:
Femenino
Nacimiento:
1900(1293 D.bA)
Fallecimiento:

Lealtad:
Sagrada Orden
Relacionados:
Nympha(Madre)
Dhaerius(Cónyuge)
Marzya

Descripción física y personalidad

Marzya es una elfa que posee mucha belleza, como la mayoría de los de su raza, tiene unos penetrantes ojos color celeste y dispone de una llamativa cabellera rubia, la cual está llena de ondulaciones, obtenidas gracias a su madre. Tiene una apariencia peculiarmente dulce, pero no se dejen engañar, si uno la conoce verá que es una persona totalmente contraria a lo que muestra, con grandes rasgos impetuosos, llena de energía y ansias de explorar, no le teme a nada. De pequeña le insistían continuamente con que ella era el mismísimo calco de su progenitora, cosa que Marzya odiaba porque siempre tuvo una visión de ser única, no quería parecerse a nadie y anhelaba poder formar su propio nombre. Asimismo, esto sucedía gracias a la gran arrogancia ella padecía, según la elfa solo sabe de lo que está hecha y no teme a demostrarlo; es un gran aspecto negativo de ella que no piensa cambiar gracias a la terquedad que dispone. A pesar de su forma de ser ególatra, ella es dueña de una gran bondad en su corazón, realmente le desespera ver las injusticias que este mundo adolece, e intenta realizar cambios, los cuales suelen ser ignorados por la falta de importancia que le dan gracias al hecho de ser mujer, pero claramente eso no la va a detener, ¿qué sería lo divertido de caminar por una senda sin ninguna piedra? Es lo que Marzya pensaba constantemente para poder seguir adelante. Un dato curioso sobre ella, es que realmente disfruta pescar, puede pasar horas allí parada en el puerto de Banderbill, cualidad que realmente no sabe de donde sacó porque su madre nunca le había mostrado esa habilidad. Haciendo esta misma actividad es donde más se distrae y se deja llevar por sus pensamientos e imaginación, olvidando realmente lo que la rodea.

Inicios del personaje

Marzya Anneth nació un 12 de abril de 1900, en el pequeño Campamento Arghal. Fue criada únicamente por su madre debido a que su padre abandonó a ambas cuando ella recién cumplía meses de su nacimiento. Sin embargo esto no es algo que le haya afectado en lo más mínimo, o por lo menos eso ella mostraba, siempre quiso tener una actitud fría ante ese tema. Gracias a la falta de un padre, fue su mamá la que mantuvo a la familia, trabajando todo el día en el teatro como una ayudante para la escenografía. En consecuencia, Marzya obtuvo una gran independencia desde ya muy joven. Solía salir a los bosques cercanos para jugar con los animales que allí andaban, fue en ese mismo lugar donde encontró a su compañero de vida, un oso pardo que nombró Satán. En una de sus “aventuras” en el bosque, observó de lejos a un grupo de personas que estaban realizando el arte de la nigromancia. Se quedó atónita con lo que sus pequeños ojos observaban, ¿acaso esas personas estaban reviviendo a un muerto? ¿puede una magia ser tan poderosa que logre hacer eso? ¡Incluso levantaban esqueletos y zombies! Era algo fantástico. Ese mismo día, durante la cena con su madre, le preguntó sobre lo que ella había visto. Su progenitora, Nympha, se quedó helada con lo que su niñita de 6 años le preguntaba. Nympha:- ¿Dónde viste a esos Nigromantes? Marzya:- Ya te dije, en el bosque mamá, ¿Nigromantes? Ahí fue entonces cuando su madre fue a buscar unos antiguos libros que tenía guardados en una estantería. Allí le mostró todo el arte de la magia oscura, y, luego de dudar un tiempo, le contó que su padre era (o es) un gran practicante de la magia arcana negra, y que posiblemente de allí había sacado el interés. Marzya hizo una cara de asco al escuchar que nombraban a su padre, diciéndole a su mamá que guarde los libros ya que no le interesaba aprender sobre eso. Sin embargo, ese mismo día mientras la noche callaba, ella fue a buscar los textos, nutriéndose de todo lo que estos decían. Así, a costa de su madre (aunque Nympha ya bien lo había notado), todos los días se sentaba en el bosque a leer los libros, esperando a que el pequeño grupo de nigromantes apareciera y pudiera así observar lo que estos hacían. Luego de varias semanas, se atrevió a hablarle a uno de ellos que habitaba Arghal tal como ella. Prácticamente le rogó que le enseñe todo lo que él sabía, este nigromante elfo oscuro se había quedado anonadado con ver a una niña tan pequeña estar tan interesada en la magia negra, por lo cual accedió enseñarle todo bajo la condición de nunca preguntarle su nombre. Marzya aceptó emocionada y fue así como se introdujo en la nigromancia.

Historia intermedia

A los 17 años, se decidió a que estaba lista para poder formar su propia historia, y vio que en el pequeño pueblo en el cual vivía no iba a poder progresar. Por lo cual decidió emprender su viaje a la gran capital Imperial, Banderbill. Ella se sentía totalmente dispuesta y lista para servirle a su emperador, y creía que era una pérdida de tiempo quedarse en Arghal, haciendo nada. Así que juntó bastante oro y le dio la mitad a su madre, diciéndole gracias por todo lo que ella había hecho por su bien y por ser una excelente mamá, asegurándole que esto no era un adiós e iba a volver regularmente para visitarla, le tenía un gran aprecio a ella como para dejarla sola por siempre. Luego de la despedida, se fue camino a la ciudad céntrica con el fin de poder encontrar allí lo que le hacía falta: emoción, aventuras, valor. Cabalgó por muchas tierras, acompañada por su mascota Satán. Se cruzó bandidos con los que tuvo que luchar e incluso algún que otro enemigo con el cual no encontró más remedio que huir, pero al cabo de 4 días llegó a su destino, Banderbill. Sinceramente, se llevó una pequeña (gran) decepción al ver lo abandonada que esta se encontraba, eran muy pocos los que concurrían ese lugar, cosa que la sorprendía ya que esperaba ver a cientos de personas apuradas, vendedores y guerreros. No era una ciudad fantasma, claro que no, pero notaba que realmente le faltaba vida al lugar. Sin embargo, con las monedas que tenía se asentó en una de las casas y empezó su nueva vida allí. Pasados unos años, llegó el día de la coronación del emperador cosa con la cual ella realmente se emocionó, pudo ver a todos los flameantes caballeros que combatían sin cesar, aunque no tuvo la suficiente valentía como para meterse dentro del torneo, además de que ni siquiera cumplía los requisitos. Luego de eso realmente se esmeró en poder llegar a su meta de formar parte de la gran Sagrada Orden. En sus aventuras y matanzas conoció a Dhaerius, un joven clérigo que, al igual que ella, luchaba por el imperio. Y con su ayuda, pudo llegar a formar parte de la Sagrada Orden, llevando hoy con gran orgullo la armadura de esta.

Presente, aspiraciones a futuro

Actualmente, Marzya se enamoró de Dhaerius, casándose al poco tiempo, un poco precipitado si, pero era lo que sentía. Sigue viviendo en Banderbill, pero sin embargo pasa la gran mayoría de su tiempo en Nix, donde sus colegas se encuentran, o en las afueras, buscando un poco de peligro, tesoros y aventuras. Ella sabe que todavía le falta mucho por aprender y no es la mejor de las nigromantes, pero espera poder seguir avanzando ya que, según ella, cada golpe es una suma de experiencia. Gracias a la madurez que obtuvo con el tiempo, se dio cuenta de que realmente siente un interés en el paradero de su padre, aquel que desapareció cuando ella ni siquiera había cumplido un año. Aunque en gran parte, quería verlo solo para desquitar una gran ira que posee dentro suyo y que en cualquier momento puede explotar con la persona equivocada, además de la gran intriga que tiene sin poder sacarla, y sabe que solo se saciará cuando encuentre a su progenitor.

marzya.txt · Última modificación: 2017/07/19 12:27 por nertaril